Velas aromáticas y decorativas

Lo sentimos, no hay productos que coincidan con su búsqueda.


Encender una vela puede significar muchas cosas: una llamada a la calma y al relax. Una búsqueda de inspiración o el preludio de un momento íntimo o personal. La creación de atmósfera cómoda o una forma de purificar el ambiente. 

Más que un elemento decorativo, en Vico House Deco creemos que las velas son compañeras, testigos y cómplices de muchas de nuestras historias, ¿no crees?

Es momento de darle luz a tu vida, ¡échale un vistazo a nuestras velas decorativas!

¿Por qué deberías comprar nuestras velas aromáticas y decorativas y no otras? 

Muy fácil. Porque en Vico House Deco no solo nos preocupamos de ofrecerte productos de diseño y de la mejor calidad, aquí vamos más allá. Cuidamos cada detalle y queremos que dentro de nuestro catálogo encuentres las velas decorativas y aromáticas perfectas para ti. Para que le des luz a cada rincón de tu hogar y que ilumines tus momentos de intimidad en tu espacio favorito del mundo: tu casa. 

¿Cómo elegir las velas decorativas ideales para tu hogar?

Lo más importante a la hora de elegir velas aromáticas o decorativas es que sientas que, además de integrarse a tu gusto en el espacio que van a ocupar, combinen con tu estilo de vida, con tu personalidad y que, por supuesto, te resulten funcionales.

Tenemos velas grandes y pequeñas, velas blancas o de diferentes colores, velas en espiral, velas perfumadas o velas para interior o exterior… ¡Elige las tuyas!

 

CONSEJOS GENERALES

Nunca dejes una vela encendida sin vigilancia.

Nunca enciendas una vela encima o cerca de materiales inflamables.

Mantén las velas alejadas del alcance de niños y animales.

Evita tocar una vela encendida, sobre todo mientras la cera esté caliente y líquida.

Apagua la vela antes de que se consuma hasta al final.

Evita cuerpos extraños como cerillas o trozos de mecha en la cera fundida.

Utiliza un candelabro con una medida ajustada a la de la vela. Coloque el candelabro en una superficie segura y resistente a la temperatura.

Asegúrate que la estancia está ventilada y reserva unos 100 cm de espacio libre encima de la vela para que la llama y el calor  se eleven libremente.

Para evitar una combustión irregular, goteo o humo, mantén la vela alejada de corrientes de aire como ventiladores o aires acondicionados.

Deja espacio suficiente entre dos velas quemando para evitar que el calor de una derrita la otra.

Para apagar una vela de forma segura, hazlo con cuidado para evitar el goteo de cera o salpicaduras.

Nunca use agua para apagar una vela ya que podría provocar salpicaduras de cera fundida.

Antes de tocar, mover o dejar sin vigilancia una vela, espera siempre a que esté totalmente apagada.

La cera se funde a cierta temperatura. Para conservar las velas en buen estado mientras no se utilizan, manténlas en un lugar fresco y seco.





CASOS ESPECIALES

Lamparillas (calientaplatos):
Una vez encendidas, ten cuidado al tocarlas porqué el recipiente puede estar caliente. Coloca la lamparilla en una superficie segura y resistente a la temperatura. Al utilizar lamparillas con cápsula metálica a modo de recambio de velas, el calor de la cápsula puede derretir la cera de alrededor.

Velas en recipiente:

¡Precaución! El soporte puede calentarse y acumular cera fundida mientras se usa. Ten  cuidado al tocarlo para evitar quemarse y asegúrate que está colocado en una superficie resistente a la temperatura. No uses agua para apagar la vela porque puede provocar salpicaduras, además, por contraste térmico, el envase se podría romper.

Velas aromáticas:

De acuerdo con la composición de la esencia, dependiendo del porcentaje de perfume en cada vela y según el diámetro de cera fundida, la vela ambientará la estancia más o menos intensamente.

Velas de mecha gruesa:
Cirios Pascuales o para altar, velas de exterior y antorchas tienen mechas más gruesas para conseguir llamas más grandes. Los cirios Pascuales y los de altar están diseñados para espacios muy amplios como los de una iglesia. Las velas de jardín o las antorchas sólo pueden encenderse al aire libre. Apáguelas por asfixia, nunca con agua, ya que podría provocar salpicaduras de cera caliente.