Decoración con velas: cómo crear un hogar acogedor

Decoración con velas: cómo crear un hogar acogedor

La decoración con velas es una tendencia que no ha parado de crecer en los últimos años, ya que se trata de una alternativa que nunca pasa de moda. Con un poco de imaginación y las velas y portavelas adecuados, podemos conseguir resultados de impacto que harán que nuestra casa se vea mucho más acogedora.

Ideas para decorar con velas

¿Por qué decorar con velas?

Antes de ver algunas alternativas, conviene explicar un poco por qué estos elementos se han vuelto tan importantes dentro de la decoración.

Las velas fueron creadas en su momento para iluminar, pero hoy en día cumplen también una función decorativa y hasta de bienestar. Contribuyen a crear espacios confortables e íntimos que incitan a la relajación. Si, además, tienen olor, la sensación de bienestar que experimentamos cuando las encendemos es mucho mayor.

Está claro que todo son ventajas, así que ahora vamos a ver algunas ideas sobre cómo decorar con velas.

Velas en la entrada de casa

Aunque no seamos conscientes de ello, la entrada a nuestra casa es una de las partes más importantes de nuestro hogar. Es importante que en cuanto abramos la puerta nos encontremos en un ambiente que nos invite a la relajación, a sentirnos a gusto y en paz con nosotros mismos.

Por eso, una buena opción es decorar esta zona con algunas velas. En lugar de recurrir a jarrones o elementos decorativos un tanto eclécticos, usa velas y notarás inmediatamente la diferencia. Si, además, escoges variedades que desprendan olor, crearás un ambiente perfecto para darte la bienvenida a casa tanto a ti como a tus invitados.

Velas para crear ambiente chill out en espacios exteriores

No hace falta que cuentes con una gran terraza, incluso un pequeño balcón puede convertirse en el espacio más especial de tu hogar. Lo único que necesitas es hacerte con muebles de tamaño adecuado, o incluso con unos prácticos cojines que te permitan sentarte en el suelo.

Si te gusta el ambiente chill out, íntimo y relajado, lo que no puede faltar en los espacios exteriores de tu casa son unas cuantas velas. Eso sí, ponlas en su correspondiente portavelas para evitar el riesgo de que la llama pueda prender algo de lo que tiene a su alrededor.

En caso de que tu balcón sea pequeño, bastará con crear un pequeño centro de mesa con dos o tres velas de tamaños diferentes. Seguro que así te apetece mucho más salir a relajarte tomando el fresco en las noches de verano.

Velas en las estanterías

Decorar las estanterías de casa no siempre es sencillo. Al final combinas un montón de elementos que no tienen mucho que ver entre sí y que no acaban de producir el efecto que estabas buscando.

Una buena solución es hacer una decoración armónica a base de velas, mejor si existe una cierta similitud entre ellas o siguen una misma línea estética, no es necesario que sean exactamente iguales.

Rellena los huecos que quedan en las estanterías con algunas velas y combínalas con jarrones con flores naturales o artificiales, incluso con plantas de interior. Comprobarás que una sencilla estantería se convierte en un espacio mucho más inspirador.

Decoración con velas en el cuarto de baño

Darse un baño o una ducha relajante es una de las mejores opciones que tenemos después de un día estresante, pero la luz artificial no siempre es la mejor compañera cuando lo que buscamos es relajar cuerpo y mente.

La solución en este caso pueden ser las velas. Si las tienes siempre a mano en tu cuarto de baño, cuando te apetezca esa ducha o baño relajante solo tendrás que encenderlas, apagar las luces, y disfrutar de unos minutos solo para ti.

Puedes colocarlas en el borde de la bañera si es de obra, o sobre una bandeja de madera o de cristal que puedes colocar en la zona del lavabo.

Velas en el salón

El uso de velas para decorar el salón solo tiene como límite tu imaginación, porque les puedes dar cientos de usos diferentes.

Como veíamos antes, las puedes colocar en las estanterías, pero también pueden ser el complemento perfecto para la mesita auxiliar si las combinas con un portavelas que resulte vistoso.

No obstante, cuando se trata de decorar el salón con velas, lo más habitual es que estas estén presentes a modo de centro de mesa. Con unas cuantas velas de diferentes tamaños y hasta colores crearás un centro único, y las puedes combinar con otros elementos como piñas o flores secas.

 

Las velas, junto con los portavelas, pueden convertir cada una de las estancias de tu casa en un lugar único. Contribuyendo a crear espacios acogedores en los que te sentirás siempre a gusto y en los que desearás pasar mucho más tiempo.

Si la decoración con velas no pasa de moda es porque tiene beneficios a muchos niveles, tanto para tu casa como para ti. Anímate a poner estos pequeños elementos en tu hogar y sorpréndete con los resultados.