Los elementos básicos de una vajilla: qué necesitas para tu nuevo hogar

Los elementos básicos de una vajilla: qué necesitas para tu nuevo hogar

Si quieres tener tu hogar a punto, debes conocer los elementos de una vajilla completa. Es algo fundamental tanto para los habitantes de la casa como para los invitados y también aporta ese toque distintivo y característico marcado por la elegancia.

Descubre qué contiene una vajilla y hazte con todas las piezas en tu hogar para destacar.

Qué elementos no pueden faltar en tu vajilla

Es una de las cosas que se suelen pasar por alto en los tiempos en los que vivimos y por eso cada vez es más importante conocer a fondo las vajillas. De este modo, aportarás a tu casa un aire diferencial, además de funcional, que te será muy útil en tu día a día.

Cuántas piezas tiene una vajilla

La vajilla tradicional se compone de platos, uno de los elementos que no pueden faltar, así como de unos cubiertos que combinen con dichos platos para conseguir un conjunto completo. 

Además, tampoco puedes olvidarte de incluir otros elementos diferenciales y útiles como los vasos y las copas y los juegos de café y té, que se convertirán en los protagonistas de los desayunos y las meriendas en tu hogar. 

Tipos de platos para tu vajilla

Las vajillas, a su vez, cuentan con diferentes tipos de platos interesantes que hay que conocer de cara a conseguir el juego completo. 

A pesar de que existen muchos platos de vajilla, destacan tres modelos imprescindibles que no pueden faltar en el conjunto más clásico:

  • Platos hondos: cuentan con un diámetro entre 21 y 25 centímetros y son de forma cóncava. En ellos, se pueden introducir alimentos líquidos como la sopa o las cremas.
  • Platos llanos: estos son los más conocidos. Suelen tener un diámetro similar al de los hondos y es una de las piezas más básicas, pues en ellos se puede servir todo tipo de alimentos.
  • Platos de postre: de tamaño más pequeño, con un diámetro entre 14 y 20 centímetros, se trata de un plato también importante para cerrar una buena comida.

Cubiertos imprescindibles

Los cubiertos que no pueden faltar en tu vajilla son aquellos que combinen con los platos. En este caso, también existe un mínimo de elementos para formar un conjunto de excepción:

  • Tenedores: a pesar de que se puede optar por tener un tenedor clásico para todo, se pueden incluir de pescado, de ensalada o de postre.
  • Cucharas: es otro elemento imprescindible y se diferencian entre cucharas de sopa, de postre o de café.
  • Cuchillos: en este caso, hay que contar con cuchillos diferentes para carne, para pescado y para untar.

Vasos y juegos de café y té

En cuanto a los vasos, una buena vajilla estará completa cuando cuenta con los siguientes elementos:

  • Vasos básicos: aquellos que se usan para beber agua o cualquier otro tipo de bebida.
  • Copas de cava o postre: las que se usan para brindar, sobre todo, cuando compartimos comida.
  • Copas de vino: son las más conocidas y se diferencian en las de vino tinto y blanco.

Si hablamos de los juegos de café, son uno de los mejores elementos para completar una buena vajilla. En este sentido, se diferencian dos tipos:

  • Juegos de tamaño grande: compuestos por tazones de gran tamaño aptos para el desayuno o la merienda.
  • Juegos pequeños: aquellos con los que se toma el cortado, el café solo o el té.

Cómo elegir una vajilla ideal para tu hogar

Ahora que conoces los elementos básicos, seguro que te preguntas cómo elegir una vajilla para tu hogar. Para tomar la mejor decisión, es bueno tener en cuenta algunos consejos que te serán de gran utilidad.

Conoce el espacio

Antes de comprar una vajilla, es bueno conocer tanto el espacio donde la vas a guardar como la mesa donde la vas a colocar. Por ello, toma medidas para adquirir aquella que mejor se adapte a tus necesidades.

Blanca y de porcelana, el clásico que no falla

Por otro lado, si no quieres fallar en tu elección, lo mejor es optar por el minimalismo y lo clásico. En este sentido, destaca la vajilla blanca elaborada en porcelana. Elegante y funcional, quedará bien además en cualquier hogar.

Ten en cuenta el número de comensales

El número de comensales también es importante para no comprar de más y tampoco quedarse cortos. Cuenta a todos tus posibles invitados si los juntaras a todos en la mesa y apuesta por cubrir ese número con los elementos que adquieras.

Mantente fiel a tu estilo

Por último, tu vajilla es un elemento funcional pero también decorativo en tu hogar. Por ello, siempre es importante elegir aquella que se adapte a tu estilo y que refleje lo que pretendes en tu casa, siendo una parte más de ti.

 Como ves, los elementos de una vajilla completa no son demasiados. Si quieres marcar la diferencia, es el momento de hacerte con aquellos que se ajusten más a tus gustos y necesidades para conseguir un resultado que refleje tu personalidad.